Inicio

Este procedimiento quirúrgico mínimamente invasivo se utiliza para reparar una rotura o desgarro parcial del tendón del bíceps en el hombro, o para tratar la tendinitis crónica. En este procedimiento, el tendón de cabeza larga del bíceps (LHB) se vuelve a colocar en la parte superior del húmero, aliviando el dolor, la incomodidad y restaurando la estabilidad y la fuerza del brazo.

Bíceps-tenodesis

Preparación

El paciente se coloca de manera que el frente del hombro es claramente visible para el cirujano, y el área se limpia y esteriliza. Se administra anestesia local para adormecer el sitio de inyección y se proporciona un sedante para relajar al paciente. A veces se puede usar anestesia general.

Acceso al hombro

El cirujano crea dos pequeñas incisiones en el hombro e inserta una cámara artroscópica y tijeras artroscópicas. La cámara permite al cirujano ver el procedimiento en un monitor.

Liberación del tendón

Las tijeras artroscópicas se utilizan para quitar la porción dañada del tendón de LHB en la escápula. Se realiza una pequeña incisión en la parte frontal del hombro y la parte superior del tendón se recupera a través del agujero. Se eliminan las porciones dañadas del tendón.

Reparación del tendón

El tendón se coloca de nuevo en la articulación del hombro y la parte superior se coloca sobre la parte superior del húmero. Un pequeño agujero se perfora en el húmero y el extremo del tendón LHB se coloca en el agujero. Un tornillo de fijación quirúrgica se inserta en el agujero sobre el tendón para mantener el tendón en su lugar.

Fin del procedimiento

Las incisiones se cierran con suturas o grapas quirúrgicas. El hombro está vendado. El paciente recibirá analgésicos y los pacientes deben poder salir del hospital en un día. La fisioterapia será requerida 1-2 semanas después de la cirugía.