Inicio
Esta condición es un deterioro de las articulaciones de las facetas, que ayudan a estabilizar la columna vertebral y limitar el movimiento excesivo. Las articulaciones de las facetas están revestidas con cartílago y están rodeadas por una cápsula lubricante que permite que las vértebras se doblen y giren.

Síndrome de articulación facetariaDaño articular
El síndrome de la articulación facial se produce cuando las articulaciones de las facetas se estresan y se dañan. Este daño puede ocurrir por desgaste diario, lesiones en la espalda o el cuello o debido a la degeneración de un disco intervertebral.

Pérdida de cartílago
El cartílago que cubre las articulaciones de la faceta estresada desaparece gradualmente. Las articulaciones se hinchan y se endurecen. Los huesos vertebrales se frotan directamente unos contra otros, lo que puede conducir al crecimiento de espuelas óseas a lo largo de los bordes de las articulaciones de la faceta.

Síntomas (cervicales)
El dolor del síndrome de articulación facetaria difiere dependiendo de qué región de la columna vertebral está dañada. Si se afecta la columna cervical o superior, se puede sentir dolor en el cuello, los hombros y la espalda superior o media. La persona también puede experimentar dolores de cabeza.

Síntomas (lumbar)
Si se afecta la columna lumbar, o inferior, se puede sentir dolor en la parte inferior de la espalda, las nalgas y la parte posterior del muslo.

Tratamiento
El síndrome de la articulación facial se trata primero conservadoramente con el reposo, el hielo, el calor, los medicamentos antiinflamatorios y la fisioterapia. Además, los bloques de las articulaciones de las facetas pueden administrarse no sólo para diagnosticar el dolor articular de la faceta, sino también para tratarlo. Si los métodos no quirúrgicos no alivian el dolor, se puede realizar una rizotomía de la faceta o una fusión ósea.