Resumen
Esta condición, también llamada pulgar del esquiador, es un esguince agudo o desgarro del ligamento colateral ulnar (UCL) en el lado cubital de la articulación metacarpo-falangal (MCP) del pulgar. Una condición relacionada, llamada pulgar del guardabosques, es una lesión crónica que se desarrolla con el tiempo a partir del estiramiento repetido de la UCL.

Pulgar-ulnar-colateral-ligamento-ucl-lesióncausas
Las lesiones de la UCL se producen cuando el pulgar extendido se dobla radialmente lejos de la mano en la articulación MCP. Causas comunes incluyen una caída sobre una mano extendida, agarrando el volante durante un accidente de coche, y cayendo mientras sostiene un poste de esquí.

Los síntomas
Los síntomas suelen incluir dolor, hinchazón y sensibilidad en el lado ulnar de la articulación MCP del pulgar. El pellizcar y agarrar con el pulgar puede ser difícil y el rango de movimiento puede ser limitado. En algunos casos, los extremos del ligamento roto se mantienen separados por un tendón cercano, formando un bulto debajo de la piel llamada lesión de Stener.

Diagnóstico
Un médico diagnosticará una lesión de UCL doblando el pulgar MCP fuera de la mano. Las lágrimas leves o parciales son dolorosas, pero la articulación será estable. Si el UCL está completamente roto, la articulación será inestable. En casos severos, la cápsula articular o la placa volar (una banda gruesa y ligamentosa en la base de la articulación) también pueden ser dañadas. Se requerirán radiografías para comprobar si hay una avulsión o una fractura ósea. También se puede usar una resonancia magnética para diagnosticar un ligamento desplazado.

Tratamiento
Las lágrimas parciales y las fracturas no desplazadas se tratan habitualmente colocando el pulgar en un molde para 4 a 6 semanas. Las lágrimas completas y las fracturas desplazadas usualmente requieren cirugía. Las lesiones de Stener siempre requieren cirugía para evitar dolor crónico e inestabilidad.