Inicio

Esta condición ocurre cuando el ligamento cruzado anterior (LCA), la banda de tejido que conecta el fémur a la tibia dentro de la articulación de la rodilla, se rasga o desgastada, causando dolor e inestabilidad de la rodilla.

Torn-ACL

causas

Un desgarro de LCA es típicamente causado por una lesión severa o un traumatismo en la rodilla, a menudo durante las actividades atléticas. Un movimiento súbito de detención y torsión de la rodilla, o un golpe en la rodilla que obliga a la articulación a doblarse más allá de su rango de movimiento normal, puede provocar que la ACL se estire y se desgarre.

Los síntomas

El síntoma más común de un ACL desgarrado es el dolor en la rodilla. Otros síntomas pueden incluir debilidad inmediata o un sonido de estallido en la rodilla, hinchazón, rigidez y moretones. Caminar es doloroso y la rodilla puede sentirse inestable.

Tratamiento

Las opciones de tratamiento para el ACL desgarrado incluyen reposo, compresa fría, envoltura de la rodilla, elevación de la rodilla, terapia física y medicamentos antiinflamatorios. La cirugía es comúnmente requerida.