Inicio

Este procedimiento no quirúrgico es una inyección de un medicamento tipo gel en la articulación de la rodilla para complementar o reemplazar el líquido sinovial grueso que amortigua la articulación. Este tratamiento puede ayudar a reducir el dolor de la artritis.

Visco-Suplementación

Preparación

En preparación para el procedimiento, el médico adormece la rodilla con una inyección de anestésico local.

La Inyección

El médico guía cuidadosamente una aguja a través del tejido entumecido y dentro del espacio dentro de la articulación de la rodilla. El médico puede confirmar la posición de la aguja con un fluoroscopio, un tipo especial de radiografía que muestra imágenes en movimiento. Una vez que la punta de la aguja se coloca correctamente, el médico inyecta el medicamento. Este líquido amortiguará y lubricará la articulación de la rodilla.

Fin del procedimiento y postratamiento

Cuando la inyección es completa, el médico retira la aguja. El sitio de la inyección está vendado. Es posible que el paciente no sienta alivio por algunas semanas y quizá necesite regresar para recibir inyecciones adicionales.