Inicio
Este procedimiento ambulatorio se utiliza para reparar una pequeña área de cartílago dañado en la rodilla. El tejido dañado se elimina, permitiendo que el cartílago sano crezca en su lugar. Se realiza a través de pequeñas incisiones en los lados de la rodilla con la ayuda de una pequeña cámara de vídeo llamada artroscopio.

Artroscópica-condroplastia Preparación
El paciente se coloca de modo que la rodilla sea claramente visible para el médico, y el área se limpie y esterilice.

Acceso a la Joint
El cirujano crea dos a cinco incisiones pequeñas alrededor del frente de la rodilla. Se inserta una cámara artroscópica a través de una de las incisiones. Las otras incisiones se utilizarán como puntos de acceso para otras herramientas artroscópicas.

Encuesta sobre la
El líquido se bombea para expandir la articulación, dando al cirujano una visión clara y espacio para trabajar. El cirujano utiliza el artroscopio para identificar el área problemática.

Eliminación del cartílago dañado
El cirujano inserta pequeñas herramientas quirúrgicas y remueve cuidadosamente el pequeño parche de cartílago dañado y cualquier tejido suelto.

Fin del procedimiento y postratamiento
El exceso de líquido se drena de la rodilla, los instrumentos se retiran y las incisiones se cierran. A medida que la rodilla se cura, nuevo cartílago de "tejido cicatricial" crecerá sobre el lugar desnudo para reemplazar el cartílago que falta.