Resumen
Esta prueba de diagnóstico ambulatoria se utiliza para evaluar la salud de los músculos y los nervios, llamados neuronas motoras, que controlan los músculos. EMG es un valioso dispositivo de diagnóstico para determinar la causa de la debilidad muscular y para identificar los trastornos neurológicos.

Preparación
En preparación para el examen, se le puede pedir al paciente que use una bata de hospital y se coloque cómodamente en una mesa de examen. Los electrodos se colocan entonces en la superficie de la piel, y los electrodos finos de la aguja se insertan cuidadosamente a través de la piel y en los músculos que necesitan ser probados. Se puede usar una anestesia tópica para reducir el malestar. Las agujas se pueden colocar en una variedad de músculos en el cuerpo, dependiendo de los síntomas del paciente y el tipo de pruebas necesarias.

Examen
Los electrodos registran la actividad eléctrica dentro de los músculos mientras están en reposo y durante la contracción. También se le pedirá al paciente que contraiga y descanse los músculos a varios intervalos. El médico puede interpretar estos datos para diagnosticar la disfunción nerviosa o muscular.

Fin del procedimiento
Cuando se completa el examen, se retiran los electrodos y se permite al paciente ir a casa. El paciente puede experimentar pequeños moretones en los sitios donde se insertaron las agujas, pero los moretones desaparecerán en unos pocos días.