Uso seguro de los opiáceosRESUMEN
Los opiáceos son fármacos poderosos. Ellos controlan el dolor severo. Pero pueden ser peligrosos o incluso la vida
Si se usan incorrectamente. Siga estas pautas para un uso seguro.

No comparta opioides
Primero, nunca tome un opioide que no le hayan recetado. Existen diferentes tipos de opioides. Su médico quiere que tome un medicamento específico. Es peligroso tomar opioides de otra persona o compartir los suyos con otras personas.

Utilizar como dirigido
A continuación, nunca cambie la dosis recetada. La dosis se adapta cuidadosamente a sus necesidades. Si aún siente dolor después de tomar la cantidad recetada, hable con su médico al respecto. Tomar más de lo recetado puede provocar una sobredosis o causar la muerte.

Tenga en cuenta los efectos secundarios
Los opiáceos causan efectos secundarios como somnolencia, mareos, náuseas y estreñimiento. Ser consciente de
estos efectos secundarios. No conduzca, opere maquinaria ni haga nada que no sea seguro mientras esté tomando su medicamento. Podría lastimarse a sí mismo oa otros. Y tenga en cuenta que los opioides pueden causar dependencia y adicción. Discuta esto con su médico. Si comienza a notar cambios en cómo se siente o actúa, informe a su médico de inmediato.

No mezclar
Tomar opiáceos con otras drogas o alcohol es peligroso. Su respiración puede ralentizarse o detenerse. Esto puede ser fatal. Nunca mezcle su medicamento con alcohol. Nunca mezcle con ayudas para dormir o con medicamentos que controlan la ansiedad. Hable con su médico antes de tomar cualquier otro medicamento o suplemento mientras esté tomando un opioide.

Controle su medicamento
Realice un seguimiento cuidadoso de su medicación opioide. Guárdelo en un lugar seguro y protegido. Lleve un registro de medicamentos. Esto le ayuda a recordar exactamente cuándo ha tomado su medicamento y cuánto ha tomado. Esta es información importante para su médico, especialmente si necesita ajustar su dosis. Y cuando ya no necesite tomar su opioide, deseche adecuadamente cualquier medicamento no utilizado.

Conclusión
Si se usa de manera responsable, los opioides pueden ser una herramienta eficaz para controlar el dolor. Hable con su médico si tiene alguna pregunta sobre su receta.