Inicio
Este procedimiento ambulatorio está diseñado para reparar un tendón de Aquiles dañado. Durante el procedimiento, el tejido herido y cicatrizado se elimina. Esto puede reducir o eliminar el dolor de la tendinitis.

Desbridamiento del tendón de Aquiles Preparación

En preparación para el procedimiento, el paciente es anestesiado y posicionado. El sitio quirúrgico se limpia con una solución antiséptica.

Desbridamiento

El cirujano crea una incisión a lo largo del tendón de Aquiles. El cirujano examina cuidadosamente el tendón y la vaina que lo rodea. Se eliminan los depósitos de tejido y de calcio dañados. Las porciones sanas del tendón pueden ser reforzadas. Si el tendón se deteriora gravemente, puede ser necesario un procedimiento más extenso, tal como una transferencia de tendones.

Fin del procedimiento y después del cuidado

Cuando el procedimiento está completo, la incisión se cierra. El tobillo se inmoviliza en una férula o un yeso. Usará muletas durante la primera etapa de curación. A continuación, puede comenzar a caminar con un aparato ortopédico. Se requerirá terapia física.