Inicio
El propósito de este procedimiento es drenar el pus y aliviar la presión y el dolor que resulta de un absceso en la almohadilla de la yema del dedo, llamado un delincuente. Aunque comúnmente se realiza de forma ambulatoria, las infecciones graves pueden requerir hospitalización y antibióticos.

Dedo de la mano del drenaje Preparación
El paciente se coloca, y la mano es limpiada y desinfectada. La anestesia local se puede administrar basándose en la preferencia del médico dependiendo del grado de hinchazón. En casos severos, la anestesia general se puede utilizar para que el paciente está dormido durante el procedimiento.

Drenando el delito
El cirujano hace una incisión para acceder y exponer el área infectada. La ubicación de la incisión depende del tamaño, ubicación y gravedad del delincuente. La incisión se hace comúnmente en la parte inferior del dedo sobre el punto de hinchazón máxima o en el lado del dedo. Se abren las cámaras infectadas, se drena el pus, se elimina la piel muerta o tejido, y se riega la herida.

Fin del procedimiento
La herida puede mantenerse abierta con un pequeño drenaje de caucho o envasada flojamente con gasa, y se aplica un vendaje suelto.

Después del Cuidado
Normalmente se requiere que el paciente empape el dedo dos o tres veces al día en una solución de peróxido de hidrógeno, solución salina o agua jabonosa hasta que se cure la herida. La mayoría de los pacientes sanan completamente dentro de 3 a 4 semanas. En algunos casos, la terapia de la mano puede ser necesaria debido a la sensibilidad de la cicatriz.