Medicamentos OpioidesInicio
Los opioides son una clase de drogas poderosas. Pueden controlar el dolor severo. La oxicodona, la hidrocodona y la codeína son ejemplos de opiáceos recetados. También lo son la morfina y el fentanilo.

Cómo trabajan ellos
Los opioides se pueden inyectar en el torrente sanguíneo. O bien, pueden tomarse en forma de píldora. Una vez en su cuerpo, los opiáceos imitan los químicos que su cuerpo hace naturalmente. Se adhieren a lugares especiales llamados "receptores opioides" en las células nerviosas en el cerebro y la médula espinal. Ayudan a bloquear las señales de dolor. Pueden retardar su respiración. Los opiáceos también tienen un efecto en la parte de su cerebro que controla las emociones. Inundan tu cerebro con buenos sentimientos. Pueden hacerte sentir relajado y contento.

Efectos secundarios y peligros
Los opiáceos tienen efectos secundarios como somnolencia, mareos, náuseas y estreñimiento. Y debido a que los opiáceos pueden tener un efecto tan poderoso en su mente y cuerpo, pueden ser adictivos. Con el uso a largo plazo, su cuerpo puede comenzar a depender de ellos. Esto puede ser peligroso.

uso seguro
Los opioides pueden ser útiles para muchos tipos de dolor, pero usted debe usarlos responsablemente para evitar problemas. Es importante seguir los consejos de su médico para un uso seguro.