Osteotomía tibial con cuña abiertaResumen
Este procedimiento quirúrgico se utiliza en casos donde la osteoartritis ha afectado sólo un lado de la articulación de la rodilla. La tibia se corta y se realinea de manera que la presión se desplaza desde el lado dañado de la articulación de la rodilla hasta el lado más saludable.

Preparación
El paciente se coloca de modo que la rodilla sea claramente visible para el médico, y el área se limpie y esterilice. Se administra una IV para anestesia general.

Acceso a la rodilla
Se realiza una incisión en el lado interno o frontal de la rodilla para permitir el acceso a la articulación de la rodilla y la tibia. Se examina la articulación.

Realineando la Tibia
La tibia se corta en un ángulo y los dos lados se separan para crear una abertura en forma de cuña. La abertura se llena con injerto óseo. Se inserta una placa metálica y se fijan tornillos. La placa de metal ayudará a mantener la cuña abierta mientras se cura.

Fin del procedimiento
La incisión se cierra con suturas o grapas quirúrgicas y la pierna se coloca en una férula. Es necesaria una hospitalización de uno a dos días, y los pacientes recibirán terapia física. Se puede necesitar una muñeca y una muñequera hasta seis semanas después de la cirugía.