Resumen
Este procedimiento no-operatorio, ambulatorio está diseñado para proporcionar alivio para los pacientes con artritis de la rodilla. La técnica permite al médico inyectar un esteroide reductor de la inflamación con la máxima precisión.

Ecografía guiada por inyección para la rodilla dolor Preparación
En preparación para el procedimiento, el médico frota la rodilla, inyecta un medicamento anestésico y coloca una sonda de ultrasonido de mano que permitirá al médico visualizar la anatomía de la rodilla e inyectar con precisión la medicación.

Inyección de la medicación
El médico inserta una aguja en la rodilla y la guía al área del problema usando imágenes de ultrasonido. El medicamento se inyecta entonces en la articulación.

Fin del procedimiento
Cuando se completa la inyección, se retira la aguja. La anestesia local y la solución de esteroides en la articulación de la rodilla reducirá la inflamación y el dolor. La inyección puede repetirse si es necesario.